Una campaña vigilará precios de alimentos anómalamente bajos en comercios