Manuel Barneo: “El olivar de montaña pende de un hilo debido a la pérdida de rentabilidad, la dificultad de mecanización y el escaso apoyo de la PAC”