Los precios en origen a las puertas de la nueva campaña son los segundos más altos de la última década