Los aceites vírgenes remontan hasta los 3 euros por kilo en España y a casi 4 en Italia