Japón quiere entrar en el COI