Esteres y acidez marcan la línea de precios en el aceite de oliva