El consumo del aceite de oliva sigue en caída libre… Y no es solo por el precio